.comment-link {margin-left:.6em;}

31 mayo, 2015

 

Valor añadido capturado


Si una empresa pretende alcanzar ventaja competitiva, es necesario que entienda los elementos que subyacen en los procesos de creación y captura de valor. 

El  valor creado se define como la diferencia entre el valor que reside en un producto y el valor de los insumos sacrificados para hacer ese producto (Besanko, Dranove et al.,2000). No resulta fácil medirlo. Los consumidores valoran de forma diferente el mismo bien o servicio según sea la necesidad que satisfaga. Por ejemplo no tiene el mismo valor un paraguas en verano que en invierno ni una medicina para una persona sana que para otra enferma. El coste de los insumos sacrificados para hacer el paraguas o el medicamento son mucho más fáciles de calcular.

Sería erróneo pensar que todo el valor creado con nuestra propuesta empresarial irá a parar a nuestros bolsillos. Lo que sucede en la práctica es que dicho valor se divide entre todos los agentes involucrados en la transacción de ese bien o servicio. Y conviene prestarle atención a esta distribución. Luis Garicano, en el artículo Negociaciones y teoría de juegos, nos da una interesante visión sobre la captura del valor añadido:

El valor añadido no depende de lo que uno hace, sino de lo que los demás pueden hacer comparado con lo que uno mismo puede hacer

Y nos pone dos ejemplos donde se ve claramente las consecuencias de este tipo de decisiones:


Si estás interesado en este tema, quizás te pueda ayudar la matriz valor añadido.

Etiquetas: , ,


Buscar enlaces a esta noticia en Technorati Menea esta noticia Enviar a Fresqui.com Enviar a del.icio.us
Comments: Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace



<< Home

This page is powered by Blogger. Isn't yours?