.comment-link {margin-left:.6em;}

22 septiembre, 2013

 

Zapatero a tus zapatos


Apeles fue un afamado pintor griego de la Edad Antigua (352 - 308 a. C.), y según cuentan una de sus características era ser extremadamente exigente y crítico con su obra, solía exhibir sus cuadros en la plaza pública y se escondía con disimulo para escuchar los comentarios y críticas de los transeúntes cuando se detenían ante sus obras.

En cierta ocasión, un zapatero fijó su mirada en uno de los lienzos y censuró con mofa la gran anchura de una sandalia en un retrato de cuerpo entero. Apeles aceptó el comentario y corrigió el defecto. Al día siguiente, el zapatero volvió al percatarse de la corrección, envalentonado y orgulloso del  éxito que había obtenido al influir con su crítica en la rectificación del cuadro, decidió volver a opinar sobre el mismo, esta vez dando su punto de vista sobre la pierna del protagonista de la obra.El pintor, indignado, salió de su escondite y exclamó:

Ne supra crepidam sutor judicaret

que podemos traducir por: "El zapatero no debe juzgar más arriba de las sandalias", y que ha llegado hasta nuestros días con el famoso "zapatero a tus zapatos"

La expresión aparece en latín y no en griego originario de Apeles, debido a que conocemos la anécdota a través de lo escrito por Plinio el Viejo

Etiquetas: , ,


Buscar enlaces a esta noticia en Technorati Menea esta noticia Enviar a Fresqui.com Enviar a del.icio.us
Comments: Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace



<< Home

This page is powered by Blogger. Isn't yours?