.comment-link {margin-left:.6em;}

28 septiembre, 2016

 

¡Qué tropa, joder, qué tropa!

Álvaro Figueroa y Torres Mendieta, conde de Romanones, durante el reinado de Alfonso XIII ostento los siguientes cargos:
Cuentan que siendo el Conde de Romanones presidente del Consejo de Ministros de su Majestad Alfonso XIII, quiso ser nombrado académico de la Real Academia Española, le indicaron que tenía que ganarse el voto de los académicos uno a uno y la tradición dictaba que tenía que realizarles una visita de cortesía a todos ellos. Cumplió con la “norma” y visito a cada uno de ellos en su casa manifestándole todos que le votarían a él.

Su ingreso en la Real Academia de la Lengua se decidió una tarde en la que él estaba en un pleno del Congreso –como diputado de la oposición, pues su Gobierno había caído-. Al terminar la votación en la Real Academia de la Lengua, se le  acercó su secretario, y dicen que tuvieron la siguiente conversación:

- ¿Qué ha pasado?, le preguntó.
- Excelencia, traigo malas noticias: no hemos salido.
- ¿Cómo es posible? -preguntó perplejo-, pero si tenía garantizada la elección... ¿cuántos votos he tenido?
- Ninguno, Excelencia
- ¡Qué tropa, joder, qué tropa!

Etiquetas:


Buscar enlaces a esta noticia en Technorati Menea esta noticia Enviar a Fresqui.com Enviar a del.icio.us
Comments: Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace



<< Home

This page is powered by Blogger. Isn't yours?