.comment-link {margin-left:.6em;}

25 diciembre, 2014

 

Desescalada de un conflicto


Si hacemos la representación gráfica de un conflicto, podemos observar que el proceso de negociación para solucionar un conflicto suele pasar por tres fases: escalada, estancamiento y desescalada.

Se inicia cuando las partes consideran la situación insostenible, el conflicto ha alcanzado un límite intolerable. Se dan cuenta que con sus propias fuerzas no son capaces de conseguir sus objetivos. Existe una interdependencia y se necesita de la otra parte para avanzar en la solución al problema. Tienen el temor de que si se mueven en la dirección del acuerdo puedan parecer débiles, el dilema es ¿ceder o perderlo todo? o abandonar, que es como ¡capitular!

Inicialmente las soluciones que se plantean son inaceptable, pero el proceso de desescalada se inicia realmente con el reconocimiento del otro y el retorno al diálogo y a la negociación

Suele durar tanto tiempo como duró el proceso de escalada

Una vez iniciado pueden producirse nuevos momentos de estancamiento que pueden derivar en una nueva escalada.

TÉCNICAS DE DESBLOQUEO

  1. Bilaterales
    1. Incremento de la comunicación. Permite a las partes explicar mejor sus acciones y propuestas. Intentan comprender las distintas sensibilidades y motivaciones de la otra parte.
    2. Construcción de momentos
      • Comenzar con problemas de fácil solución
      • Utilizar positivamente el proceso de entrampamiento. Buscar el compromiso entre las partes.
      • Al tratar los problemas sencillos, las partes hacen pequeñas concesiones (cuanto más pequeñas mejor)
      • Estas concesiones tienen como objetivo poner en marcha un proceso con el que las dos partes se sientan comprometidas
      • Continuado con este lento proceso de concesiones, se llega a un momento (construcción de momento), en el que las partes sienten que han invertido demasiado en el proceso de escalada como para abandonarlo
    3. Metas supraordenadas. Introducir objetivos comunes a ambas partes, pero que están más allá de la capacidad individual para alcanzarlos.
  2. Unilaterales. Concesiones que no requieren la aprobación del otro, con el objetivo de mostarle que ha llegado el momento de cooperar y comunicarse. Ejemplo de inicativas concilidadoras son:
    1. Se debe invitar al otro a ser recíproco en cada iniciativa
    2. Las iniciativas deben continuar durante algún tiempo, incluso aunque no sean constestadas recíprocamente por el otro
    3. Las iniciativas deben ser claras y de fácil verificación
    4. Premiar si el otro coopera
  3. GRIT. Iniciativas graduales y reciprocas de la reducción de la tensión. Charles Egerton Osgood desarrolló lo que llamó GRIT sigla en inglés de Graduated Reciprocation in Tension Reduction, que podría traducirse como Reciprocidad Gradudada en la Reducción de Tensión. Una parte empieza anunciando que reconoce los intereses mutuos y su intento por reducir las tensiones. Sin debilitar la capacidad de tomar represalias de una parte abre la puerta a una acción reciproca de la otra parte. Si la otra parte responde con hostilidad, uno debe responder recíprocamente del mismo modo. Pero también debe hacer lo mismo con cualquier respuesta conciliadora. En los experimentos de laboratorio, la GRIT ha sido la estrategia más efectiva que se conoce para aumentar la confianza y la cooperación. Incluso en conflictos personales intenso, cuando la comunicación es inexistente, un gesto pequeño de concialiación, como una sonrisa o una palabra de dsiculpa, pueden hacer milagros. Las conciliaciones permiten que ambas pares empiecen a recortar la escalada de tensión para alcanzar un nivel donde puedan empezar la comunicación y el endendimiento.

Etiquetas:


Buscar enlaces a esta noticia en Technorati Menea esta noticia Enviar a Fresqui.com Enviar a del.icio.us
Comments: Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace



<< Home

This page is powered by Blogger. Isn't yours?