.comment-link {margin-left:.6em;}

10 octubre, 2006

 

Si no sabes sonreir no abras una tienda

Si no sabes sonreir no abras una tienda
Acabo de ver en un centro comercial de Vitoria, una tienda con el cartel "no se facilitan cambios". Este tendero, que vende varios productos que se compran por impulso -llaveros, pins con luces...- no es consciente de como se podrían incrementar sus ventas tanto en su actividad principal -duplicado de llaves- y el productos de impulso, con un cartel "se facilitan cambios".

El marketing consiste en convertir debilidades en fortalezas.

Buscar enlaces a esta noticia en Technorati Menea esta noticia Enviar a Fresqui.com Enviar a del.icio.us
Comments:
Sin tener ni idea del tema, supongo que a lo que se refiere no es a que no de vueltas, si no a que no cambia billetes.

La razón que se me ocurre, es que haya alguna máquina de vending cerca, y que muchos le entren pidiendo cambios para comprar ahí, lo que no le deja negocio pero le si le deja sin cambios y le obliga a ir al banco cada dos por tres.
 
Tienes razón jaizki, el cartel se refiere a que no cambia billetes, ¡no a que no te devuelve cambios!

Yo creo que el motivo no es una maquina de vending, el motivo es el carro de la compra.

Los comerciantes disponen en los centros comerciales de cajeros automáticos que les facilitan cambios, por lo que por una pequeña molestia, aprovisonarse diariamente de cambios está perdiendo un flujo importante de personas en su tienda. Y en los centros comerciales se cumple, ceteris paribus, que tus ventas son función del número de personas que entran en tú tienda.
 
Para opinar me gustaría saber el porcentaje de la gente que entra a por cambios que realmente compra.
 
Yo creo jaizki, que si aceptamos que ceteris paribus, el nivel deventas es función del número de personas que entran y que el "nivel de molestia" también es función del número de personas que entra, ¡que más da el número de personas! a más personas más molestias, pero más ventas
 
El problema es que no aquí no permanece todo lo demás constante. Hay un factor fundamental que no estás teniendo en cuenta, el perfil del cliente.

No me creo que la tasa de conversión de visitas a ventas sea igual entre una persona que ve algo interesante en el escaparate y entra, y una que entra a cambiar para el carrito.

Con la tienda vacía, siempre será mejor que entre cualquiera. Con la tienda llena, mejor dedicarse a los verdaderos clientes, que no a los que sólo quieren cambios, aunque esporádicamente compren.
 
Independientemente de las ventas que le pueda producir el tráfico de personas por su tienda, el poner un cartel, de "no se facilitan cambios" hace presuponer que la persona que está detras del mostrador no es el "rey de hacer amigos"... y en el pequeño comercio el trato al cliente es fundamental.
 
En eso estoy de acuerdo contigo, aunque ya te digo que me parece que faltan datos para analizar la decisión.

De todas formas, también coincido contigo en que seguramente, si tienes gente entrando por cambios, podrías darle una vuelta a cómo convertirles en clientes, en vez de espantarles.

Por cierto, como caso curioso, a veces el éxito del negocio está en "maltratar" al cliente -y no me refiero a las operadoras de telecomunicaciones-. Ser un borde divertido -si el de los cambios lo fuera, seguramente el cartel sería jocoso- puede diferenciarte y atraer clientela. Lo he visto funcionar sobre todo en hostelería.
 
Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace



<< Home

This page is powered by Blogger. Isn't yours?